Recordamos el premio al gran esfuerzo

Un evento inolvidable antes de la cuarentena. En un escenario distinto, una vez mas en el primer piso, y con una riquísima merienda, se entregaron los premios a los que se esforzaron en lograr su cometido. Todo sucedió en la Congregación Sefaradí que se vistió de fiesta para semejante acontecimiento. A pocas horas del receso que sucedió en los últimos días del último enero, junto al Rab Abraham Chehebar a la cabeza,  se recalcó ante los presentes, padres y chicos, la importancia de vivir como Bore Olam marca y no utilizar el tiempo libre en cosas que distraigan la atención innecesariamente. Los premios y los aplausos fueron a la postre el común denominador de una jornada inolvidable.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
0

Tu carrito