El visto bueno.

Un juez federal en Albany emitió una orden judicial preliminar que anula la limitación de Nueva York sobre las reuniones religiosas durante la pandemia de coronavirus, como una restricción inadmisible a la libertad religiosa considerando que el gobierno permite grandes protestas raciales al mismo tiempo.

El juez Gary Sharpe dictaminó el viernes por la mañana que el estado y la ciudad de Nueva York no pueden imponer ninguna limitación de reunión en interiores “mayor que la impuesta para las industrias de la Fase 2, siempre que los demandantes sigan los requisitos de distanciamiento social establecidos en las órdenes y orientación ejecutivas aplicables”; o hacer cumplir “cualquier limitación para las reuniones al aire libre siempre que los participantes en tales reuniones cumplan con los requisitos de distanciamiento social establecidos en las órdenes y orientación ejecutivas aplicables”.

Comentarios: 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
0

Tu carrito