Majón Jana, una institución modelo para las mujeres

Cuando Daniela Koyrach, de Colombia, decidió buscar un seminario en Estados Unidos donde pudiera vivir en un auténtico ambiente judío, que le ayudara a conectarse con su “yo interior”, crecer en sus estudios judíos de alto nivel y al mismo tiempo le diera la oportunidad de estudiar una licenciatura o una maestría. Hubo quienes trataron de desanimarla y le dijeron que era una “fantasia”. “Estás buscando algo demasiado bueno para ser verdad”, le decían.
Pero a veces los sueños se hacen realidad y el de Daniela también: Uno de los shlujim de Jabad del país, que se enteró de su búsqueda de un lugar de estudio de este tipo, le informó para su sorpresa que en Crown Heights, en Brooklyn, existe esta oportunidad.

A Daniela le costó creerlo pero accedió a intentarlo y hoy, dos años después de comenzar sus estudios, es la persona más feliz. “Majón Jana ha cambiado mi vida, hoy he comprendido realmente lo que significa vivir una vida judía con sentido, y soy muy feliz. No sólo he tenido un gran cambio para bien en mi vida, sino que también he conectado con mi ‘verdadero yo’ que me da tranquilidad y plenitud. Machon Chana y su equipo abrieron sus corazones y el mío, me permitieron formar parte de esta hermosa comunidad, aunque empezara desde cero en varios aspectos. Es la mejor elección que he hecho en mi vida”, dice.

Pero aunque Daniela y otras chicas de todo el mundo sólo han descubierto el instituto en los últimos años, en realidad esta institución educativa femenina es la más antigua del mundo en su campo. Miles de chicas de Sudamerica y Centro-America, Israel, Europa, la antigua Unión Soviética, Australia, Sudáfrica, etc.- vinieron para cursar uno o dos años de Torá impregnada de Jasidut y desarrollar su personalidad, la mayoría regresó a sus países y hoy han formado hermosos hogares judíos, además de estar a la vanguardia en educación y liderazgo judío.

En los últimos años, se ha visto la necesidad de ofrecer el programa a una gama más amplia de edades, orígenes y la posibilidad de combinar estudios académicos con estudios de enriquecimiento en el judaísmo. Así mismo, ofrece cursos especializados con gran demanda en las comunidades judías como maquillaje, peluquería y pelucas, artes gráficas, artes culinarias y más…
La directora del instituto, la Sra. Sara Labkowski, dice que en los últimos años, como se ha mencionado, la edad de todas las mujeres no se limita, por lo que las asisten chicas desde los 19 años hasta 25 o 30 años de edad. “Lo principal es que el espíritu es joven”, dice con una sonrisa.

“El equipo es amable y dedicado, cuenta con las comidas diarias necesarias y en abundancia, las condiciones de alojamiento del instituto lo hacen un hogar. Brinda opciones de aprendizaje tanto diurnas como nocturnas, lo que permite la posibilidad de encontrar un trabajo de medio tiempo en diversos campos y dentro de la comunidad, facilitando los respectivos pagos. “En el propio barrio viven judíos que han inmigrado de países de todo el mundo, por lo que todos se sentirán como en casa”.

En el último mes, en el 50º aniversario de la fundación de Majón Jana, la dirección ha decidido lanzar una amplia campaña de enrolamiento global para dar acceso a muchas más mujeres que buscan enriquecer su vida y la de sus futuras familias con Jasidut. “Este instituto es apto para todas las jóvenes judías”, dice la señora Labkowski. “Tanto las que no tienen un solo concepto del judaísmo como las que estudiaron en una escuela judía religiosa encontrarán aquí su lugar” afirma. Y toda joven merece ser una de las Hijas de la Rebbitzen Chana y del Rebe.
Majón Jana en los últimos años ha sido objeto de una renovación que le ha dado un aspecto moderno y contemporáneo, y el propio alojamiento está dividido en amplios y bien equipados apartamentos para las chicas, ademas cuenta con shuls, estudio, salón de eventos, cocina. Como si todas las grandes ventajas que ofrece no fueran suficientes, el instituto hace un regalo igualmente grande: está a 5 minutos a pie de la sinagoga del Lubavitcher Rebbe – el centro de la Jasidut 770 de Jabad.

Miriam Bergman, de París, Francia, lo atestigua: “Llegué a Maón Jana en medio de un largo viaje espiritual. Ya tenía 26 años, pero el instituto me abrió los brazos y me permitió entrar en el seminario. Empecé el proceso de teshuva unos años antes, pero sentía que me faltaba algo, tanto en lo que se refiere al papel de la mujer judía en su hogar como a las leyes relacionadas en su vida.

Entré en el instituto paralelamente a mi carrera profesional -trabajaba en el sector de la moda y tenía previsto abrir boutiques por todo el mundo- y no fue un impedimento. Al contrario, fue una gran combinación. Una especie de mosaico complementario.
El seminario me dio una visión clara de la familia a la que aspiraba, así como de la mujer que quería ser.
También la vida en la comunidad judía de Crown Heights fue una experiencia increíble.

Hoy estoy casada, soy una madre feliz de dos hijos y vivo en Jerusalén… Este seminario me dio las herramientas para aprender a ser una mujer judía, una mujer llena de fe, pero también una madre feliz y una persona más refinada en sus cualidades. Lo recomiendo a todo el mundo. ”
¡Espacios limitados!
Para más detalles e inscripciones: Machonchana.org/program
Info@machonchana.org

#majonjana #estudiodetora

Comentarios: 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
0

Tu carrito