Tefilín a los 80 años

Cuenta uno de los protagonistas que su tío, que creció en el Kibbutz Ein Harod nunca celebró su Bar Mitzvá ni se puso tefilín. Hoy luego de tantas idas y vueltas consigió su objetivo en el mejor lugar del mundo. Festejamos la alegría que en cierta manera nos involucra. Es que Hahem siempre encuentra el mejor camino para que a la postre digamos Mazal Tov !
Comentarios: 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
0

Tu carrito