Tragedia de Karlin¡No puedo creer que soy viuda y que nuestro bebé es huérfano!

Estimado Am Yisroel,
Aún en estado de shock, me dirijo a ti con el corazón destrozado y devastado. Ciertamente, no hay necesidad de volver a contar la horrible historia de la tragedia que le sucedió a toda nuestra comunidad en la víspera de la festividad de Shavuot en la sinagoga de
Karlin. No puedo imaginar lo que pasó mi amado esposo durante esos terribles momentos en que las gradas se derrumbaron y él cayó y murió, golpeado por un hierro pesado y enterrado debajo de todas las personas que cayeron con él.

Hace solo unos pocos meses nos regocijamos juntos por el nacimiento de nuestra hermosa niña, y ahora me quedo para criar a nuestra hija sola mientras trato de hacer frente a esta inexplicable tragedia.
¡Mordejai Benjamín lo era todo para mí! No puedo olvidar su sonrisa. ¡No puedo creer que ya no esté conmigo!
¡No puedo creer que soy viuda y que nuestro bebé es huérfano! ¡Por favor, queridos hermanos compasivos, por favor ayúdenme!
Es su apoyo lo que me sostiene en este momento difícil y me evita el colapso total.
Gracias por escucharme. Gracias por cualquier ayuda que pueda brindarme durante este momento tan dificil
Que nunca conozcas ningún dolor.
Atentamente,
Rivkah Rubinstein

Podes ayudar haciendo CLICK AQUI

Comentarios: 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
0

Tu carrito