Una postal que reconforta

En Buenos Aires, perdura el aislamiento y los controles en los transportes públicos son mayores aún ante el aumento de contagios. Sin embargo, los recuerdos de tantísimas semajot perduran en el interior de cada uno de nosotros.

Estamos felices de haber compartido innumerables momentos de alegría que a la postre y con los cuidados lógicos volveremos a celebrar.

Comentarios: 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
0

Tu carrito