Muchos jóvenes pueden sentir lo mismo que él.

Tengo 23 años… Gracias a Di-s, estoy recién casado y me estoy embarcando en un nuevo y emocionante camino, lleno de
oportunidades por delante. Tengo la suerte de vivir en una época increíble y en un mundo con tantas opciones diferentes en las que
personalmente puedo tener éxito.

Sin embargo, me estoy rascando la cabeza y, sinceramente, estoy totalmente confundido.

Me siento tan mal equipado, para entrar en la siguiente etapa de mi vida. ¿Me he perdido algo?

Yo era alguien que siempre trataba de mantener el seder… escuchando cada Shiur pero de alguna manera tan pronto como la estructura del sistema terminó… me quedé con la vida por mi cuenta y no puedo evitar preguntarme:

¿Por qué no hubo una sola conversación en todos mis 22 años en el
sistema… sobre lo que sucede al día siguiente?

¿Por qué no hubo una sola conversación en todos mis 22 años en el
sistema… sobre cómo debe establecerse mi hogar?

¿Por qué no hubo una sola conversación en todos mis 22 años en el sistema… sobre lo que significa trabajar en el mundo de los negocios
como un judío ortodoxo?

¿Por qué no tuvimos un solo Shiur que podría servir como modelo a seguir para la vida que viviré yo y cerca del 85% de mis compañeros?

¿Me he perdido algo?
¿Realmente tiene sentido que en cerca de una década de educación, a menudo 14 horas al día, un total de aproximadamente 26,680 horas,
no pudieron encontrar tiempo para educarnos y guiarnos sobre estos temas durante una hora… un día? ¿Ideales con los
que necesito vivir los próximos 70 años de mi vida?

Moshé pasó gran parte de su tiempo enseñando Torá a la primera generación de judíos… sobre lo que sigue. A dónde vas de aquí…
Cuando entrarás en la tierra; cómo vivir una vida Divina allí.

¿Por qué no me enseñaron nada de este tipo?

Me embarqué en este maravilloso tren a los 3 años… A lo largo del camino, me encontré con tantos educadores increíbles que me han enseñado mucho sobre cómo viajar, cómo vivir durante los primeros 22 años de vida. Sin embargo, mi viaje continúa, y no tengo lenguaje, ideales ni visión de cómo deben verse las próximas estaciones de mi vida.

Y para agravar todo esto, vivo con la culpa de no estar a la altura. ¿Hay un lugar para mí para contribuir, para agregar, para hacer un diferencia, incluso quién soy?

Desearía ser el único que lidia con esto. Sin embargo, muchos de mis amigos han compartido conmigo sus frustraciones por las citas: el
primer año de matrimonio y ahora ingresar a la fuerza laboral.

Y para que nadie crea que al no abordar estos temas mantendremos nuestra juventud pura y enfocada en el aquí y el ahora, todos sabemos
que un vacío lleva a quien está hambriento de conocimiento e información a muchos lugares que están lejos de las aguas puras que
estaban destinados a beber.

La verdad es que mi hermana siempre me dice que ella y sus compañeros han tenido muchas conversaciones en clase sobre
Bat Haiehudi, etc.

Felicitaciones a un sistema educativo bien pensado. No recuerdo ningún plan de estudios paralelo al otro lado de la Mejitza.
¿Me he perdido algo?

Comentarios: 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
0

Tu carrito