En un año lectivo distinto, el esfuerzo es valorado por el Creador

En un escenario distinto ante la pandemia y una vez mas en el primer piso, se entregaron los premios a los que se esforzaron en lograr su cometido. Todo sucedió en la Congregación Sefaradí que se vistió de fiesta para semejante acontecimiento. A pocas horas del receso, junto al Rab Abraham Chehebar a la cabeza, se recalco ante los presentes, padres y chicos, la importancia de vivir como Bore Olam marca y no utilizar el tiempo libre en cosas que distraigan la atención innecesariamente.

Los premios y los aplausos fueron a la postre el común denominador de una jornada inolvidable donde se hizo incapié al esfuerzo de cada uno y uno, de los Rabaním, MorÍm, alumnos y padres quienes en todo momento estuvieron presentes sorteando un sinfín de dificultades propias de los tiempos que vivimos.

Pero los resultados a la postre fueron excelentes, y se vieron reflejados en los rostros de todos, exitosos protagonistas absolutos de semejante prueba que nos otorga el Creador.

 

Comentarios: 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
0

Tu carrito